BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

0 com

Memorias de una época

Miguel Cardador López, presidente-editor del semanario La comarca, acaba de publicar su libro Un patrimonio lleno de vivencias, del que ha tenido a bien obsequiarme con un ejemplar muy amablemente dedicado. Se trata de un libro de memorias en el que el autor hace un repaso por su vida abarcando tanto aspectos personales y profesionales como de su participación en el ámbito público. En los primeros capítulos, de cariz más autobiográfico, Miguel repasa sus orígenes familiares, su infancia y su juventud. El autor es dueño de una memoria prodigiosa y se demora en la narración de multitud de anécdotas, muchas de ellas intrascendentes, pero que contribuyen a transmitir un retrato social muy detallado del Pozoblanco cotidiano de su época.

En 1984 Miguel empezó a trabajar en la fábrica de pantalones de Confecciones Nalo, donde todavía continúa. Su interés por los medios de comunicación se manifestó ya desde aquel momento, siendo esta la parte del libro que culturalmente más nos interesa y la que valoramos especialmente por lo que significa de contribución a la historia del periodismo en Los Pedroches. En 1986 comenzó a colaborar en la programación deportiva de la emisora de radio municipal "La voz de Los Pedroches" y en 1992 fue nombrado corresponsal de la Agencia EFE. En 1991 fundó la Escuela Municipal de Tenis, deporte al que profesa gran afición, y en 1995 fue elegido concejal en la lista del PP. En 1999 creó, junto a Pablo Castro, la televisión local de Pozoblanco Canal 54, que al año siguiente vendieron al Ayuntamiento. Y en 2001 aceptó el cargo de director del semanario Los Pedroches Información.

El libro dedica un capítulo a "la muerte por defunción" de este semanario, que en su momento no se explicó suficientemente a los lectores. Miguel relata el cierre de Los Pedroches Información en diciembre de 2008 como consecuencia de la crisis económica de la época, que, al afectar de lleno a la empresa editora Publicaciones del Sur, llevó a la ruptura unilateral del contrato firmado entre ambas partes. En 2008, finalmente, Miguel comenzó a editar el semanario La comarca, que todavía pervive.

El libro constituye un recorrido, ameno y detallado, por los proyectos emprendidos por Miguel a lo largo de sus 55 años de vida, sin eludir circunstancias personales delicadas (como el trastorno obsesivo que padece) ni opiniones comprometidas sobre determinados temas o personas (como con respecto al alcalde Antonio Fernández, al que llama "prepotente" y lo presenta como empecinado por controlar todos los medios de comunicación de la localidad). Al defender sus propuestas, censura la actitud de terceros, más dispuestos, a su parecer, a criticar el trabajo de otros que a llevar a cabo iniciativas propias: "Después del cierre de Los Pedroches Información, y durante más de seis años, no ha habido un periódico de ámbito comarcal y de periodicidad semanal que se dedicase a reflejar las noticias, las inquietudes, las aspiraciones de nuestra querida tierra de Los Pedroches. Ninguno de los considerados periodistas profesionales, y algún otro, han sido capaces de lanzarse a una aventura parecida, pero sí he comprobado cómo cuando hemos salido nosotros a la calle, se ve que a algunos de éstos le ha escocido". Miguel no parece aceptar bien las críticas de los demás, sin caer en la cuenta de que, al censurar esta actitud, está haciendo lo mismo que reprocha a los otros: "En nuestros pueblos se da por desgracia con frecuencia el cainismo (...). Es una pena que algunas de estas personas, que se creen que están por encima de todos, no aporten más cosas positivas a nuestra comarca y se limiten desde un medio o página web a estar pendientes desde su sillón para ver qué sale en otros medios para criticarlos sin base acertada. Son de los típicos que quieren toda la libertad de expresión para ellos pero no para su vecino". Pero no especifica a quién se refiere.

Sobre la pertinencia de publicar un libro de esta naturaleza tan temprano en la vida de una persona, Miguel argumenta: "El 90% de lo que he escrito está en mi cabeza gracias a que tengo una buena memoria hoy, pero mañana no sé si la tendré". Su testimonio constituye, en fin, un aporte interesante para el estudio de la sociedad de Pozoblanco (y, por tanto, también de Los Pedroches) durante las últimas décadas, por descubrir una personalidad inquieta y comprometida con su pueblo y con su gente, con un alto componente de altruismo imprescindible siempre en estas tareas de comunicación. Obviamente el libro ofrece una visión de parte, que necesitaría ser contrarrestada con otras miradas divergentes y complementarias, porque nadie es buen juez de sí mismo ni de sus obras. Un patrimonio lleno de vivencias se inserta, así, en una amplia tradición memorialista de escritores de Pozoblanco que han tenido a bien, a lo largo del último siglo, dejar por escrito testimonio de su hacer y, sobre todo, de su época, ayudándonos de este modo a comprenderla mejor, mérito por el que hemos de estarles sinceramente agradecidos, ya que, en buena parte, su época también es la nuestra.
1 com

Medina Azahara somos todos


Alcaldes de la provincia y otras autoridades, esta maña en Medina Azahara.
[Fotos: Diputación de Córdoba]

La candidatura de la Ciudad Califal de Medina Azahara a Patrimonio Mundial de la Unesco ha recibido hoy el respaldo de 63 alcaldes de la provincia, entre ellos once de Los Pedroches (los de Alcaracejos, Añora, Conquista, Dos Torres, Hinojosa del Duque, Pozoblanco, Santa Eufemia, Torrecampo, Villanueva de Córdoba, Villanueva del Duque y El Viso), que han manifestado su apoyo a la candidatura con la adhesión al manifiesto ciudadano "Enamorados de la ciudad que brilla".

Durante el acto, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, ha señalado que "Medina Azahara reúne valores únicos y excepcionales y esta es una oportunidad en la que todos nos estamos implicando para obtener el mejor resultado del examen final que llegará a finales de junio o principios de julio", para oncluir: "Medina Azahara somos todas y todos, y la provincia siente suya esta iniciativa y esto se puede ver en la nutrida representación de alcaldes que han querido acompañarnos".


Matías González, alcalde de Hinojosa del Duque.


Elías Romero, alcalde de Santa Eufemia.


Francisco Carlos del Castillo, alcalde de Torrecampo.


Dolores Sánchez, alcaldesa de Villanueva de Córdoba.


Marisa Medina, alcaldesa de Villanueva del Duque.


0 com

La Casa de Los Pedroches en Córdoba distingue la investigación histórica y la defensa del patrimonio de Pozoblanco


Juan Baustista Carpio y Antonio Morillo, presidente de Piedra y Cal, esta mañana en Córdoba.
[Fotos: Agustín Merino]


La Casa del Valle de Los Pedroches en Córdoba ha celebrado este mediodía su tradicional acto de recepción de autoridades y entrega de premios en su caseta (C/. Judería, 12) con motivo de la Feria de la Salud de Córdoba. En esta ocasión Pozoblanco ha sido la localidad invitada, mientras que Juan Bautista Carpio y la asociación Piedra y Cal han recibido los reconocimientos anuales por su defensa y divulgación de la historia y el patrimonio de Pozoblanco. Antonio Arévalo, por su parte, ha actuado como pregonero. Al acto han asistido también Santiago Cabello, alcalde de Pozoblanco, Auxiliadora Pozuelo, diputada provincial de Medio Ambiente, y Juan Díaz, presidente de la Mancomunidad, además de otras autoridades del Ayuntamiento de Córdoba. Por parte de la Casa de Los Pedroches han estado presentes, además de su presidente, Juan Emilio García, los dos nuevos componentes de su junta directiva, Francisco A. Carrasco y Sebastián Muriel. El coro romero Voces de la Sierra ha puesto el broche de oro al acto, tras el cual los socios de la Casa e invitados han participado en una comida de hermandad.


El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, durante su intervención.


Vista general de la caseta.


Antonio Arévalo durante su pregón.


Antonio Morillo durante su intervención, con diversas autoridades detrás.


Juan Baustista Carpio se dirige a los presentes tras recibir su distinción.


Juan Díaz y Antonio Morillo.


Coro rociero "Voces de la sierra" durante su actuación.
3 com

Las obras del castillo de Belalcázar comenzarán "en un periodo de veinte a treinta días"



Según ha comunicado a Solienses la Delegación territorial de Cultura, Turismo y Deporte en Córdoba, está previsto que las obras de rehabilitación del castillo de Belalcázar, de las que venimos hablando durante los últimos días, comenzarán "en un periodo de veinte a treinta días".  En un correo electrónico remitido a Solienses, la delegación de Cultura reconoce que, tal como informamos hace apenas dos semanas, la causa del retraso de las obras "se ha debido a la interposición de un recurso contra la resolución de adjudicación del contrato de dirección facultativa, de 28 de noviembre de 2017". Según esta delegación, una vez resuelto dicho recurso, el pasado jueves, se remitió para su firma al arquitecto adjudicatario el documento de formalización del citado contrato de dirección facultativa, "estando previsto que hoy mismo se presente en la Consejería de Cultura para su firma por la Secretaria General Técnica".

Respetuosos como somos en Solienses con las instituciones, aceptamos como razonable este nuevo retraso y, para no olvidarlo, hemos colocado un contador inverso que nos irá señalando los días que faltan hasta que venza la nueva promesa, recordando a la delegación cordobesa de Cultura que no hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se venza.
10 com

Quince años y un castillo

El próximo mes de julio Solienses cumple 15 años. No es poco, en el fragoso y cambiante mundo de internet. Para celebrar tal aniversario, ando embarcado en una compleja tarea de selección de lo más florido de las entradas del blog con vistas, si se diera la coyuntura propicia, a la posible publicación de un libro que recoja en papel la memoria virtual de un quindenio apasionante de cultura en Los Pedroches. Y digo apasionante porque, volviendo a leer ahora los artículos publicados en Solienses desde su nacimiento, observo asombrado la lucha que en tantos frentes se ha mantenido en la comarca durante todos estos años, desde los inicios de Solienses, casi desde el primer día. En estos primeros años que llevo revisados he vuelto a recordar episodios que nuestra siempre frágil memoria tenía ya en la recámara del olvido: ¿quién se acordaba ya del proyecto de parque eólico en La Chimorra? ¿y del non nato Centro de Innovación Tecnológica del sector cárnico? ¿Y de la autopista paralela a la vía del AVE que atravesaría la finca de La Garganta? Otras luchas las tenemos más presentes, grabadas como están a sangre y fuego en nuestro curriculum íntimo: el intento de transformación societaria de Covap, la parada del tren en Los Pedroches, la alineación del paseo Marcos Redondo de Pozoblanco... No exagero cuando digo que volver a leer aquellos primeros años de Solienses ha representado un regreso al abismo que hoy, que vivimos tiempos engañosamente más plácidos, nos parecería ya imposible. Yo mismo me sorprendo ahora al leer algunas de las cosas que escribí entonces y me admira el valor que demostré y no sé si ya hoy estaría dispuesto a tanto y sería capaz de exponerme de nuevo de aquel modo. La recopilación de artículos de Solienses, pues, representará un modo de recuperar todo aquello, tan cercano en el tiempo y tan lejano en la memoria. Aprovecho la ocasión para lanzar el anzuelo: si entre los lectores del blog hay algún representante de alguna editorial o de alguna institución o empresa comprometida con su tierra, aquí tiene una buena oportunidad de demostrarlo. Acepto ofertas. El libro recopilatorio de Solienses no nos dará dinero, pero está llamado a convertirse en un clásico de la bibliografía comarcal. Cuando lo vean terminado, tal como yo lo estoy viendo en su gestación, entenderán por qué digo esto sin asomo de humildad ni modestia.


Torre del homenaje del castillo de Belalcázar.

Toda esa lectura de nuestro pasado sentimental (para qué citar el Foro de Pozoblanco, Plaza Pública o la Coordinadora de páginas web de Los Pedroches, dónde andarán) me ha hecho ver que, en efecto, entonces éramos más atrevidos y nos involucrábamos más intensamente en los temas de interés comarcal. Un ejemplo de la indolencia que como sociedad últimamente nos invade lo tenemos en el tema de la rehabilitación del castillo de Belalcázar, también en su tiempo objeto de atención colectiva a propósito de su abandono, que se saldó con la compra del monumento por parte de la Junta de Andalucía. Pronto hará un año que se licitó la obra de restauración y seis meses que se adjudicó el proyecto de rehabilitación del inmueble. Todas las autoridades de la política cultural local, provincial y autonómica se han retratado estableciendo plazos de inicio del las obras, plazos ampliamente incumplidos una y otra vez. Y esta situación, que hubiera sido merecedora de una censura pública general, se acepta ahora con la resignación del que no va con él la cosa. Porque el recuento de los plazos incumplidos es otro clásico en Solienses. No sé por qué aciaga maldición, conseguir cualquier cosa a la gente de Los Pedroches nos cuesta cien veces más que al resto de los ciudadanos (qué buen ejemplo de ello fue la batalla por la parada del tren). Una y otra vez los políticos señalan plazos con el descaro indisimulado de quien sabe que se incumplirán y que, sin embargo, no tendrán que pagar ningún precio por su mentira. El propio consejero de Cultura se atrevió a decir en el Parlamento de Andalucía que las obras del castillo comenzarían "en breve", hace ya más de dos meses.

Los Pedroches atraviesan en la actualidad una situación crítica en muchos frentes, siendo el de la despoblación el mayor de todos ellos. Precisamente por eso cumple ahora no entregarse a la desidia. La restauración del castillo de Belalcázar es meramente un símbolo, pero muy potente, del abandono en que la administración (autonómica, nacional) tiene a Los Pedroches, una afrenta que se mantiene entre el silencio y las complicidades de muchos de los nuestros, incapaces de nuevo de levantar la voz contra sus superiores jerárquicos. La historia de Solienses, que es la historia de Los Pedroches durante los últimos quince años, nos enseña que sin la lucha esforzada de sus habitantes, Los Pedroches no han conseguido nada, nada les ha sido regalado, todo ha sido producto de un ingente esfuerzo colectivo. Quizás haya llegado el momento otra vez de levantar la voz y reclamar con fortaleza lo que nos corresponde.
0 com

Certamen de graffiti en Hinojosa del Duque


Graffiteros esta mañana en Hinojosa del Duque.

Durante este fin de semana se celebra en Hinojosa del Duque el I Certamen de Graffiti Andaluz (Walls Jam). Un total de 38 artistas procedentes de las ocho provincias andaluzas están pintando desde el viernes un muro de 90 metros de largo por 5 de altura situado en el IES Padre Juan Ruiz de la localidad. La actividad finalizará esta noche con un concierto en la caseta municipal en el que intervendrán Kill Puerco, DJ Laley y Rafa Elerre.


Un muro del IES Padre Juan Ruiz acoge el certamen.


Han acudido graffiteros de las ocho provincias andaluzas [Fotos: Ayuntamiento de Hinojosa del Duque].
0 com

Buenas noticias para el patrimonio histórico de Los Pedroches


Sala de digitalización de la Biblioteca Virtual de Andalucía [Foto: Biblioteca de Pozoblanco].

Ayer fue un día importante para el patrimonio histórico documental de Los Pedroches. La Biblioteca de Pozoblanco hizo entrega al responsable de la Biblioteca Virtual de Andalucía, Jesús Jiménez, de la colección de prensa de Pedro López Martín-Toledano, una auténtica joya historiográfica comarcal, que ha sido cedida temporalmente por sus propietarios al Ayuntamiento de Pozoblanco para su digitalización. Las colecciones completas de los periódicos El Cronista del Valle, La Defensa, El Distrito y La Sierra, las únicas conocidas que se conservan, permanecerán en las instalaciones de la Biblioteca Virtual en Granada hasta la finalización del proceso. Pronto, sus contenidos estarán al alcance de todo el mundo en su sección de Hemeroteca y tanto los investigadores como el público en general sentiremos al fin la satisfacción de asomarnos a unas páginas que llevamos mucho tiempo anhelando.

Jesús Jiménez, responsable de la Biblioteca Virtual de Andalucía, y Angélica Cabello, directora de la Biblioteca de Pozoblanco, durante la entrega de las colecciones de Pedro López [Foto: Biblioteca de Pozoblanco].

Por otro lado, hemos sabido que los trabajos de adecentamiento que se realizan actualmente en el entorno de la torre de Pedroche han tenido como consecuencia el descubrimiento de una ventana hasta ahora prácticamente oculta. El rebaje del suelo mejorará la imagen de la torre y conseguirá que penetre más luz natural al interior.


Ventana descubierta en la torre de Pedroche [Foto: Ayuntamiento de Pedroche].

1 com

Dia de los Museos en Los Pedroches


Museo del Auto de los Reyes Magos de El Viso.

Hoy se celebra el Día Internacional de los Museos, instituido en 1977 con el objetivo de sensibilizar al público sobre el hecho de que “los museos son un medio importante para los intercambios culturales, el enriquecimiento de culturas, el avance del entendimiento mutuo, la cooperación y la paz entre los pueblos”. La conmemoración se desarrolla este año bajo el lema “Museos hiperconectados: Enfoques nuevos, públicos nuevos”, partiendo de la premisa de que en un mundo cada vez más globalizado resulta imposible entender el papel de los museos sin tener en cuenta todas las conexiones que estos establecen y que la tecnología permite a los museos, sin gran esfuerzo, llegar mucho más allá de su público habitual.

Algunos museos de Los Pedroches se han sumado a la celebración programando actividades específicas u organizando jornadas de puertas abiertas. Así, el Museo del Auto de los Reyes Magos de El Viso (donde celebramos la entrega del Premio Solienses 2017) abrirá hoy sus puertas de 11:00 a 13:00 h. y de 18:00 a 20:00 h. El Museo de la Matanza de Alcaracejos, por su parte, realizará por la mañana una visita guiada para los niños del CEIP Ntra. Sra. de Guía y por al tarde estará abierto a todos los públicos desde las 17:00 a 20:30 h. Finalmente, el Museo Etnológico de Hinojosa del Duque obsequiará a todos los visitantes de este día con degustaciones de dulces típicos y vino de la tierra y la actuación del grupo de baile "Ole con ole" de Manoli Chaves. Asimismo, se han programado diversas actividades durante el mes de junio que incluyen talleres, actuaciones musicales y visitas guiadas.
1 com

Una primavera llena de libros

Miguel Ranchal, hasta la eternidad cierra el ciclo de las tres biografías escritas por Manuel García Parody sobre personajes que fueron víctimas de la represión franquista en Córdoba. El trágico final de cada uno de ellos muestra diferentes maneras de aniquilar al adversario por parte de los que se sublevaron en julio de 1936. En el caso de Miguel Ranchal –dirigente sindical, socialista y alcalde de Villanueva del Duque– su fusilamiento tuvo lugar en Barcelona en 1940 tras un Consejo de Guerra celebrado sin las más mínimas garantías y en el que su destino estaba ya marcado de antemano. Su único delito era haber sido comisario político de un campo de reparaciones de la Aviación republicana. No hubo clemencia con él pese a haber recibido numerosos avales de paisanos suyos de Villanueva del Duque que aseguraban que, gracias a su valentía como alcalde, libró de la muerte a casi un centenar de derechistas. Conocemos cómo fueron sus últimas horas por las estremecedoras cartas que dirigió a su mujer y a sus hijos en las que nunca faltó la esperanza de que se pudiera evitar su trágico final. Sirva esta biografía para reflejar, a través del drama de su protagonista, uno de los períodos más terribles de la Historia de España, cuyas huellas seguirán visibles mientras no sea reparada la memoria de quienes sufrieron la cárcel, la muerte o la infamia por defender la igualdad, la justicia y la libertad. [Nota editorial].



Cruzando el Rif está compuesto, fundamentalmente, por artículos publicados por Juan Pizarro (Villanueva de Córdoba, 1948) en diversos medios de comunicación (El Faro de Ceuta, El Faro de Melilla, Diario Córdoba, Cuadernos de Ipónuba, La Tribuna de Córdoba, etc.) y por otros inéditos, relacionados la mayoría, total o parcialmente, con Los Pedroches: autores y obras literarias, cuestiones lingüísticas o costumbres. Entre los inéditos figura “Tito en Villanueva”, sobre la poco conocida estancia del futuro mariscal yugoslavo, durante la guerra civil, en esta localidad, concretamente en casa de sus abuelos. Concluye el libro con un texto de creación literaria en prosa y dos poemas. Juan Pizarro fue profesor de Lengua Castellana y Literatura hasta su jubilación y es autor de los libros de relatos Días de ceniza y Juegos sabáticos, además de la obra filológica Vocabulario de Los Pedroches.

Kilómetro cero es el resultado del II Encuentro de Escritores de Los Pedroches, celebrado en Villanueva de Córdoba (Córdoba) el 21 de abril de 2018. En él se recogen textos, poemas y relatos con un nexo común: Villanueva de Córdoba. Los autores son Juana Castro, Alfonso Tomás Cantador Alias, Juan Pizarro, Raquel Gil Espejo, Yolanda López Rodríguez, Pilar Muñoz Álamo, Pedro Tébar, Purificación Cabrera, Juan José Pérez Zarco, Francisco A. Carrasco, Juan Ferrero Carrasco, Francisco Onieva, Félix Ángel Moreno Ruiz, Mikel Murillo, Conrado Castilla Rubio y María Pizarro.

El musgo y las campanas, el nuevo poemario de Alejandro López Andrada, presentado recientemente en la Feria del Libro de Sevilla, es la primera obra editada por la editorial Catorce Bis.

LA OROPÉNDOLA

Relampaguea un segundo
la oropéndola
entre las ramas dulces del ciruelo:
oro y silencio en mitad del día.
Podría tocar sus alas
con los dedos
de mi interior. Pero su alma huye.
La veo perderse
desde mi ventana por el oeste azul,
                       [tras las encinas.

5 com

De madres, hijas y el tiempo


Juana Castro y Ana Castro, el mes pasado en Pedrique


En la pasada entrega del Premio Solienses, Juana Castro me regaló, con preciosa dedicatoria, un ejemplar de su libro Antes que el tiempo fuera, editado por Hiperión y que resultó ganador del XXV Premio de Poesía Ciudad de Córdoba "Ricardo Molina". Desde entonces anda dando vueltas por mi mesa. Lo leí enseguida, claro, y quería escribir algo sobre él, pero no acababa de encontrar el hilo con el que enhebrar la aguja. Lo he cogido varias veces, leyendo poemas aquí y allá a la espera de que llegara su momento, de que tuviera claro lo que quería decir y cómo decirlo. Pero entre tanto, hete aquí que Ana Castro (Premio Solienses 2018) ha publicado en A Librería (Portal web de crítica literaria) un artículo que nos deja mudos a los demás. Qué añadir después de esto.


Mamá fósil entona su miedo al paso del tiempo
Ana Castro

Al principio de los tiempos había una madre. La que era hija se convirtió en madre y mujer primera, entraña creadora del mundo y las otras mujeres. Desde esta condición, mira la tierra y habla. Nos explica todo aquello que desconocemos porque el tiempo, antes, las madres, el dolor, la comida. Ella, Amaltheus, que también es hija y tiene una madre, hijas y nietas. Es la cadena de evolución del mundo, el paso del tiempo. Este universo de sabiduría femenina es el que emana Antes que el tiempo fuera (Hiperión, 2018), el recién estrenado libro de Juana Castro, referencia poética nacional por excelencia.

En su nuevo poemario, ganador del XXV Premio de Poesía Ciudad de Córdoba “Ricardo Molina”, Castro pone el foco en la condición de madre del mundo, de las hijas y de la tierra. En él se suceden eras y vegetación y costumbres de antaño y aún ahora, para enmarcar este universo eminentemente femenino desde el que Amaltheus, “un fósil de siempreviva y reina”, observa el ahora y el devenir del tiempo. Esa “dehesa en eslabón intergaláctico” de Los Pedroches, al norte de la provincia de Córdoba, esa tierra del calor de agosto, que la ha dado a luz es la cima desde la cual ella, a su vez, alumbra el mundo y nos observa a todos.

La condición de madre y el protagonismo del recuerdo de la madre, creando una concatenación con la hija, centran la atención y el discurso del yo poético. Así, mamá Amaltheus –mamá fósil– cuida como solo lo hacen las mujeres y se hace depositaria del dolor propio y ajeno (“la manca del puchero y el dolor”), en contraposición a los hombres, esa “estirpe de titanes”. Es la herencia social del tiempo y los siglos, aunque con un subrepticio e importante compromiso feminista:

“Limpiar hervir la hembra paleolítica
se arrodilla las heces en el caldo.
-Tuve que enterrarla-“

En medio de este mundo femenino de los cuidados (“vengo de enterrar el cuidado tan limpio”), sobresale el protagonismo de la preparación de la comida como forma de amar y cuidar primera y extrema, que está presente a lo largo de todo el poemario, como una costumbre de entonces y ahora, y que alcanza su culmen en el poema “Maná”.

Sin embargo, la preocupación, reflexión y temor en torno al paso del tiempo es el eje central del libro de Castro (“El tiempo, ese gigante/ con forma de muchacha/ que ya no reconoces”), desde esa contraposición de antaño/ahora y el binomio madre/hija (“fuiste madre, y fuiste hija, pero sólo/ mucho tiempo después de ser madre”) al último poema, en el que queda delimitado expresamente todo aquello que se atisba en su desarrollo. Hemos de emprender ese camino, ver suceder los meses, los hospitales, las estaciones, el tiempo… Para alcanzar la condición de Amaltheus y desde ella –“eternamente ilesa”– observar el mundo para reconocer el temor al tiempo futuro, al paso de este y lo que venga. Ese “ser sólo un fósil” esconde toda una reflexión sobre el cuerpo y el paso del tiempo inherente a la condición humana y especialmente delicada en el caso de la mujer, invisible para la sociedad al alcanzar la senectud. En este último sentido, está implícito el reclamo del yo poético femenino en el mundo, ya que “fósil” también apunta a la condición de madre primera del mundo, aquello de lo que ha brotado lo demás.

Una constatación queda pero rotunda marca el tono del poemario, fruto de la lentitud del paso del tiempo. La fuerza del yo poético no decae sino que alcanza la rotundidad propia de la sabiduría del que ha vivido plenamente –ellas, las madres, que saben–. De unos versos de Fina García Marruz (“El mar dice: soy viejo. Antes que el tiempo fuera/ ya yo golpeaba sordo, brillaba y restallaba”) brota el título del libro, un sintagma nominal perfecto para encerrar esta concepción del mundo y ese devenir sosegado último.

Además, Castro enriquece los poemas con unos versos tan plenos y certeros como solo pueden ser propios de una poeta total (“una niña, cristal, junio de otra”; “como faro de luz en la boca de un lobo”), que habla desde lo que ha sido y escrito, a esas hijas y nietas, a las lectoras. Les interpela para que conozcan su herencia y su lugar en el mundo. Así, Antes que el tiempo fuera se alza como una obra imprescindible para acompañarnos ahora y durante todos los años en que seamos hijas, madres, abuelas y cuidemos y amemos y miremos el mundo hasta llegar a reconocer que sí, el tiempo avanza inexorablemente y asusta.