BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

El halcón y la columna

El halcón y la columna

Hay, lo primero, que vencer la tentación de comparar El halcón y la columna con La vaquera de la Finojosa, siendo que ambas sólo tienen en común el estar interpretadas por actores locales no profesionales y utilizar como decorados el marco monumental del rico patrimonio artístico de sus respectivas localidades. Pero, luego, la hinojoseña se desvela como un mero entretenimiento folklórico, ligero y hasta liviano, mientras que El halcón y la columna, a cuyo estreno asistimos ayer en Belalcázar, ha resultado ser una purísima obra de teatro histórico, que no sólo indaga, de modo más ameno a como podría esperarse en temas tan áridos, sobre los orígenes del condado de Belalcázar, sino que contiene una esmerada reflexión sobre temas tan eternos como el poder, la condición humana y la divinidad. La obra teatral de Francisco Benítez, con un lenguaje bello, elegante y armonioso, ha encontrado su marco perfecto de realización junto a la sorprendente galería porticada gótico-mudéjar del patio de la huerta del Convento de Santa Clara de la Columna, donde reposan en la realidad los restos mortales de los personajes protagonistas de la ficción. El pueblo de Belalcázar asumió un reto arriesgado, lanzándose a una actividad difícil que bien podía haberse resuelto al modo en que muchas veces se concluyen las cosas en nuestros pueblos, chapuceramente y con desgana. Pero la representación de ayer brilló como las estrellas que anudaban la noche del firmamento belalcazareño.

El halcón y la columna, dirigida por Javier Ossorio, está formada por tres piezas en torno cada una de ellas a uno de los tres primeros señores de Belalcázar: Gutierre de Sotomayor, cuyo innoble acceso al poder se nos cuentan en un flash-back a partir de su propio funeral; Alonso de Sotomayor, soberbio y ambicioso, casado con Elvira de Zúñiga tan sólo para hacerla desgraciada; y Juan de Sotomayor, llamado a la vida contemplativa con el nombre de fray Juan de la Puebla. En su desarrollo asistimos a los asuntos académicos que nos enseña la historia: el nacimiento del condado, las relaciones del concejo y pueblo de Belalcázar con sus señores, la usurpación de tierras comunales, el cambio de nombre del pueblo, la construcción del castillo, la fundación del convento. Y a su alrededor, la vida cortesana, con su chispa y sus miserias, su drama y su comedia, la villanía del noble y la nobleza del aldeano, el difícil arte de gobernar justamente, en fin, el sentido de la vida y la muerte. Y una inquietante reflexión estremecedoramente subrayada por un coro al más puro estilo de la tragedia griega, que con un lenguaje poético cargado de intensidad anticipa y rubrica el ser y el sentir de los personajes marcados en la trama con las señas del destino. Una acertadísima utilización del espacio escénico ha colocado a este coro en la galería superior del pórtico, lo que le concede a su presencia un aire fantasmal y a sus disposiciones morales una inexorabilidad inevitablemente fatal.

Para alabar el ajustado trabajo de todos los actores, baste decir que hasta el halcón ejecutó correctamente su papel. Nadie percibió allí falta de profesionalidad, al contrario, hubo interpretaciones de gran nivel y no nos extrañaría que más de una vocación se haya despertado con esta puesta en escena. Otros aspectos técnicos los dejo a la valoración de los entendidos en la materia, pero destáquese la inteligente iluminación, que no sólo marca espacios y ambientes, sino también caracteres y sentimientos, y la ambientación musical, que si bien adquiere en ciertos momentos un excesivo protagonismo cinematográfico, en su conjunto contribuye eficazmente a crear un clima acorde a lo que los personajes están viviendo y sintiendo.

En definitiva, por su novedad, por su esmerada ejecución, por su eficaz y coherente utilización del marco monumental, por la corrección en la interpretación, por la hermosa plasmación literaria de un tema histórico de importancia comarcal, por la belleza poética del texto, por el empuje colectivo de todo un pueblo y por el armonioso conjunto resultante, el espectáculo de ayer nos parece, sin dudas, el acontecimiento cultural del año en Los Pedroches. Dicho queda, con su riesgo.

El halcón y la columna
Los juegos de luces marcan ambientes y espacios diferentes.


La galería porticada de la huerta de las monjas fue un marco perfecto para la representación.

El halcón y la columna
Los caballos dieron espectacularidad a la obra.

12 comentarios :

Anónimo | martes, agosto 22, 2006 9:21:00 p. m.

Don Antonio, me alegra que tenga tan buena critica sobre EL HALCÓN Y LA COLUMNA,como buen pedrocheño debe hacerlo, pero debe aprender mucho más, de teatro se entiende, para hacer un comentario sobre esta obra que sin duda debe llegar a las 1001 ediciones, y muchas más.Le contaré por encima que una obra de " TEATRO POPULAR",esto es interpretado por el pueblo, debe tener la frescura del pueblo; por ejemplo que los textos sean interpretados en el momento y no enlatados como lo fueron en el Halcón y la columna; como usted sabe, fueron grabados y tratados técnicamente en estudio, (por cierto cantaban bastante por aquello de la sincronización de labiales)es la manera de trabajar Javier Osorio, le remito a Fuenteovejuna en la edición que Javier fue el director, igualmente fue enlatada, Javier no se la juega.
En cuanto a la iluminación "cero" estaba plana, los personajes estaban sin modelar y sin caras(negras) en más de una escena, la profundidad de la escenografía es la propia del magestuoso y bello patio (como todo el convento) que ha sido el 80% de esta obra falta de acción por todos los lados, ya que la interesante historia de Belarcazar no se puede condesar tanto como lo ha echo Don Francisco Benitez, sinceramente la historia de Belarcazar se merece mucho más,se merece otro tratamiento.
La ambientación musical, usted lo ha dicho de cine, nada apropiada para teatro.
Del Coro de Mancebas... no le voy ha comentar nada, supongo que sabe a lo que me refiero. La interpretación de los dos personajes Sotomayuor y Elvira de lujo.
Y por último le diré que no se debe comparar, pero, para creer en Dios, no debe olvidarse a los Santos.
Esto es muy dicho por su tierra.

Desde Madrid con saludos a los Pedroches tierra por descubrir

Anónimo | martes, agosto 22, 2006 10:39:00 p. m.

Muy buenas, en referencia al Halcón y la Columna decir al Anterior persona, que estuve bastante bien. Una obra de esa categoría es la que se merecía y estuvo al más alto y más con el director que tuvo que ya lleva a cuestas bastante obras dirigiendo. Belalcázar se merecía una obra así, ya que es el pueblo y repito el pueblo que más historia tiene de la Comarca de los Pedroches, y que todo lo plasmado en la obra es la fiel realidad en cuanto aconteció a la familia de los Sotomayor y Zúñiga. La iluminación, interpretación de los personajes, el sonido estuvo un alto nivel. Quiero resaltar que ha sido considerada por muchos críticos la Representación Teatral por excelencia del Valle de los Pedroches.

Antonio | miércoles, agosto 23, 2006 1:05:00 a. m.

Bueno, a ver, vayamos por partes. Al primer usuario anónimo (¿ni siquiera una poquita imaginación para escribir un seudónimo que permita individualizar?) le digo que estoy de acuerdo con él en una cosa y en desacuerdo con dos. Estoy de acuerdo con usted en que debo aprender mucho más, y no sólo de teatro, sino de todo.

Pero luego, debo recordarle que ya habíamos decidido que El halcón y la columna no puede considerarse "teatro popular" (según yo mismo censuré en este comentario), sino "teatro histórico", como muy oportunamente apuntó Antonio Torrico (de quien, por cierto, nunca más se supo, y ya van dos veces...). Y aún así, no se puede juzgar a un grupo de personas que altruistamente ceden su tiempo y su esfuerzo para una causa común, muchas de las cuales probablemente nunca habían tenido contacto con el teatro, como si se tratara del Centro Dramático Nacional. Hay deficiencias que serían imperdonables en una compañía profesional, pero que debemos mirar con condescendencia cuando de aficionados se trata. El sonido y la iluminación permiten juicios diversos: a mí, dado el tipo de representación, no me disgustó el resultado.

En cuanto a la obra, discrepo de usted en que no recoja satisfactoriamente la historia de Belalcázar. Naturalmente, estamos hablando de una representación teatral, no de un tratado de historia (para eso ya tenemos el tocho de Emilio Cabrera) y, como tal, hay que adaptar, sintetizar, sugerir y darle carácter literario, contenido artístico. A mi humilde juicio (pero sí, ya sé que debo aprender más) el texto de Francisco Benítez se ajusta a lo requerido para este tipo de obras: se centra en algunos episodios significativos y sugiere tanto como enseña. No sé a qué llama usted "acción", pero comprenda que en los escenarios por lo general no se suelen representar grandes batallas ni catástrofes naturales. El teatro es, sobre todo y fundamentalmente, palabra, y en la obra de Benítez las hay muy bellas.

Antonio | miércoles, agosto 23, 2006 1:17:00 a. m.

Y con el segundo usuario anónimo discrepo también en dos aspectos. Primero, y por mucho que lo repitan seguirá siendo falso, Belalcázar no es "el pueblo con más historia de la comarca". Ni con más ni con menos, porque ¿qué es tener más historia?. ¿Por qué Belalcázar tiene más historia que Pedroche, que Hinojosa o que Dos Torres? ¿Y más qué? ¿Más calidad? ¿Más cantidad?. La historia no se puede calibrar al peso ni en metros. Hay que ser más serios con eso.

Y segundo.¿El halcón y la columna "ha sido considerada por muchos críticos la Representación Teatral por excelencia del Valle de los Pedroches"?. ¿Por cuántos críticos? ¿por cuáles?. Porque yo, por más que busco, no encuentro ninguna crítica teatral sobre la obra en ningún medio.

La Voz de los Pedroches | miércoles, agosto 23, 2006 8:39:00 p. m.

Buenas tardes Don Antonio,antes de nada, quiero decir que no era mi intención (como puedo percibir en su comentario, y si no es así, por favor le pido de nuevo disculpas) ofenderle cuando dije: "Debe aprender mucho más, de teatro se entiende, para hacer un comentario sobre esta obra...". De verdad no era mi intención, solo quise hacer un comentario, y utilizaré aquí el símil que el otro usuario anónimo dice,..."más con el director que tuvo que ya lleva a cuestas bastante obras dirigiendo..." yo llevo también algunos años en el mundo del espectáculo y la imagen, concretamente veinticinco, y no por ello, todo lo que toco se convierte en maravilloso y estupedo, yo solo quería hacer saber que a nivel profesional, y solo eso, a nivel profesional no ha sido un montaje para tacharlo como la Representación Teatral por excelencia del Valle de los Pedroches,(por cierto estoy de acuerdo con usted señor Antonio, yo no he visto, ni leído estos comentarios hechos por los críticos que esta persona dice...)ya que del montaje si podemos hablar de profesionalidad,¿o no?, ha sido montado por profesionales, no así de la interpretación de actores y actrices que para mi merecen todo el respeto y felicitaciones por su trabajo y valor en este teatro popular o histórico (eso es otra cuestión... para sentarse y hablar largo y tendido,podemos hablar de teatro historico ya que se trata de una historia, pero... quien lo representa?. El hecho de que se hable de tetro popular no significa que sea de menor calidad, ni tampoco que sea solo una representación para el pueblo, en este pais, España, se hacen representaciones de teatro popular que salen de gira(podría llamarse así) por Francia y Alemánia, enfrentarse al público y venciendo ese miedo escénico que al más profesional se le aparece en cada representación, como en el caso del HALCON Y LA COLUMNA que insisto, yo en ningun momento he menospreciado (parece que no sa ha entendido así en el comentario anterior) su trabajo y esfuerzo en cuanto a los actores, ayuntamiento, colaboradores y cada uno de los "no profesionales" que han hecho posible esta edición y les deseo como ayer lo exponia lo mejor, pero eso no exime a los profesionales de los fallos, algunos grandes, por ejemplo el de utilizar los textos grabados y tratados en estudio, ya que esto es quitarle todo el merito al trabajo y esfuerzo de estas personas que después de sus obligaciones, de su jornada de trabajo asistian a esas duras jornadas de ensayo. Por comentar algo a la vez que le contesto que se entiende por falta de acción, por cierto en teatro se pueden y se han hecho a lo largo de muchas representaciones, ataques belicos, desembarcos, peleas, atracos, etc. El teatro no solo son palabras, también es lenguaje corporal, ritmo, movimento, acción. Pero lo que quería comentarle sobre la falta de acción, usted cree que realmente las lagrimas de Elvira(magistral)llevan la fuerza interpretativa, que hubieren llevado de ser en directo, no había sincronismo en la acción llorar grabada y la representada, estoy completamente seguro que esta actriz de haberlo hecho en directo, seguro que a más de uno de los que por alli pasamos, unas lagrimas de nuestros ojos hubieren brotado.Luego entonces profesionalmente ha sido un gran fallo, ya que no se ha respetado a esa actriz que lo ha dado todo, y sin embargo se ha sido un poco egoista en el sentido de no jugarsela por lo que pudiera ocurrir en el directo,yo como profesional entiendo que se ha jugado con el trabajo de todos y cada uno de esos actores, eso a nivel profesional se hace para no fallar en ese gran teatro, cine, televisión, pero ante un pueblo que quiere demostrar lo que es capaz de hacer no se puede jugar con ello.
En cuanto a la historia de Belarcazar no voy a entrar si es, o no, el pueblo con más historia del Valle de los Pedroches, no estoy preparado para hacerlo, pero para decir que la historia de este bello lugar puede y debe ser tratada con muchísimos más detalles, lo cual haría más grande esta historia, si lo estoy.
Respecto a la iluminación y sonido, y mucho más la iluminación, creame...sin comentarios.
Desde Madrid con saludos a los Pedroches tierra por descubrir.

PD: Hoy con seudónimo, señor Antonio, y no le pongo mi nombre,por... yo que se, esta harto de verlo en la tele en informativos, programas, series, películas, etc... veinticinco años y desde que desgraciadamente Francisco Ribera "Paquirri" fue cogido en Pozoblanco voy todos los años por ese Valle de las Bellotas, si me descubro,ya sabe, no me dejan pasar más a esa tierra de granito como decía Juan. Bernier.

Anónimo | viernes, septiembre 01, 2006 7:04:00 p. m.

Disculpas Antonio Merino.Disculpas en general por la ausencia en este debate. Estoy todavia empapándome de la información generada en los últimos días, seguro que vuelvo a aparecer. Con respecto al último comentario realizado por quien dice es la Voz de los Pedroches, del 23 de agosto, decirle que estuvo poco atento al desarrollo del espectáculo, y muy preucupado en la observación labial de los actores/actrices y en la realización de más de 60 fotografias -desconozco su fin-.
El resultado de la puesta en escena de la Obra teatral El Halcón y la Columna, ha sido secillamente digna, estupenda, en todos los ámbitos, Iluminación, Sonido, insuperable la escenografia -por el lugar, claro también- vestuario, ambientación, entrada y salida del público y por supuesto un trabajo cojonudo de actrices/actores -sobre todo un grupo de 8 o 10 en sus respectivos papeles de interpretación, muy bien dirigidos y llevados por el director Javier Ossorio, todo y más que se podría decir, si acaso, lo dejamos para otra ocasión junto con los comentarios de prensa que se han realizado de la representación de EL HALCON Y LA COLUMNA, lo que decía Ant. Merino, sin dudas el acontecimiento cultural del año en nuestra comarca.

ah, se me olvidaba algunas partes estaban grabadas, sí. Pero los aplausos costantes del público, no; la satisfación de los vecinos de Belalcázar, no; de los espectadores en general, no.

Quién dice todo esto. Antonio Torrico.

Anónimo | viernes, septiembre 01, 2006 8:11:00 p. m.

Gracias; por tu magnifíco artículo sobre la representación teatral de "El Halcón y la Columna". Gracias, Antonio Merino.

a.t.

La Voz de los Pedroches | viernes, septiembre 01, 2006 8:33:00 p. m.

Buenas tardes, contestando a quien dice llamarse Antonio Torrico, no se si ha entendido algo del comentario, pero creo que no; yo insisto, no critico nada de los actores, del ayuntamiento, de la coordinación, en general de todo el esfuerzo hecho por Belarcazar, al contrario lo que veo es que no se ha tenido encuenta ese esfuerzo por parte de la dirección, cuando se ha grabado todo, todo, y eso en un teatro...? vamos hombre por favor, eso es una falta de respeto al trabajo de toda esa gente que se ha volcado en el proyecto. EN CUANTO AL COMENTARIO " sin dudas el acontecimiento cultural del año en nuetrta comarca" CREO QUE NI USTED,NI ANTONIO MERINO, NI YO ESTAMOS EN SITUCIÓN DE HACER ESE COMENTARIO, ESO CORRESPONDE A ALGUIEN (neutral y critico) QUE POR MUCHO QUE USTED COMENTE QUE HA SALIDO EN LA PRENSA, NO HAY NADA EN ESTA LINEA.
En cuanto a los labiales, a mi no me tiene preocupado, para nada, usted se confunde, a mi me mosquea y mucho por el trabajo y el esfuerzo de los vecinos de Belarcazar que son a los que se debe un respeto y al público que va ver teatro, no play-back que es lo que ha hecho la dirección, la dirección, no la organización, ni los vecinos. Respecto a las 60 fotografías que dice usted, le diré Sr. Antonio, que un profesional cuando va a un teatro, o cualquier otro evento, por respeto a la organización, a los actores, a los participantes, al público, etc no hace ni una fotografía, de no ser que este trabajado,ya que es una manera de distraer la atención del espectador.El Sonido y la iluminación usted lo ve como tal, no se que conocimentos profesionales a ese respecto tendra, yo como profesional, y no solo yo, estabamos cuatro personas que llebamos algunos años en este mundo, es más no le hablo yo, si no un director de fotografía, un maquillador, y un guionista, creo que algo, aunque poco, sabremos digo yo; pero sobre todo, tenga clara una cosa, en mis tres comentarios no hay intención ninguna, solo mucho respeto al público (al que me debo hace muchos años) y al pueblo de Belarcazar, cosa que alguien no lo ha tenido encuenta.
Ah!, se me olvidaba, los saludos sabía que no estaban grabados, es lo mínimo que se merecen ese grupo de grandes personas,el público sabe reconocer el esfuerzo y el trabajo, alguien... no.
Un enorme saludo a usted y al Valle de los Pedroches.

Anónimo | sábado, septiembre 02, 2006 12:39:00 a. m.

Buenas Noches.
Joder;La Voz de los Pedroches, no pongas en duda de como me llamo/llaman que me haces dudar de mi existencia y no estamos para lios a esta edad.
Disculpame por la observación pero por favor corrige la escritura del nombre del pueblo.
A lo de la prensa, la buena prensa, dame tiempo a eso contesto yo, y existe; con respecto a -ESO CORRESPONDE A ALGUIEN (neutral y crítico) y referiendose también a Antonio Merino, tengo que hacerle la observación de que usted, no conoce a D.Antonio, de lo contrario otro gallo cantaría.
Acerca de las fotografias realizadas le comento de nuevo que fueron muchas -muchísimas- y desconocemos su fin.
Por otro lado,el echo de que hubiese una parte grabada en la representación no es estan malo digo yo; en otra representación teatral de la comarca de este verano; el director decide que uno de los actores se quede solo en el escenario durante 9 minutos viendo la tele. Y nadie ha ido al purgatorio, de momento.
un cordial saludo, la voz de los pedroches.
antonio torrico

A.Navarrete.P | viernes, septiembre 15, 2006 7:53:00 p. m.

Buenas tardes Don Antonio Torrico; este será un comentario de DISCULPAS, sí, de disculpas y por mi parte final de esta serie de comentarios, ya que observo cierta ira en sus contestaciones y como querer hacer de un consejo buenamente dado y sin intención alguna, una guerra absurda a los espectáculos del Valle de los Pedroches(...en otra representación teatral de la comarca de este verano; el director decide que uno de los actores se quede solo en el escenario durante 9 minutos viendo la tele...)no lo entiendo,pero... le cuento:
Don Antonio, mis disculpas por aquello de: ..."quien dice llamarse Antonio Torrico..."creo que no era mi intención poner en duda su nombre, era un manera de comenzar, pero insisto, mis disculpas, y mis disculpas por escribir Belarcazar y no Belalcazar, y mis disculpas también, ignorante de mi, por no saber quien es Antonio Merino, (que sigo sin saberlo, ya que los conocidos que tengo no conocen a este señor) como tampoco sabía quien era usted; digo sabía, ya que unos conocidos profesionales de la restauración en "Belalcazar" (ahora sí está bien )me han puesto un poco al día de su labor en esta I Edición del Halcón y la Columna, por lo que entiendo su malestar, pero no la puedo compartir, ya que mis felicitaciones y "aplausos" han sido siempre para el Ayuntamiento,"organización"(¿tiene algo que ver usted con la organización?. Sí..verdad?)y sobre todo al pueblo de Belalcazar. Pero le pido de nuevo disculpas y en esta ocasión por adelantado por no saber si le puede ofender, que no está en mi intención; le contaré dos cosas y con ellas doy por finalizada esta serie de comentarios, comentarios y no críticas como parece usted entender, o por lo menos eso es lo que aparenta el tono de sus contestaciones.
Primero le diré que en ningún momento he querido ofenderle y mucho menos criticar su labor de organización, al contrario, vuelvo ha decirle felicidades, yo solo he querido, si me lo permite, darle un consejo como profesional, para que en próximas ediciones, en todo momento pensado en el pueblo (que es quien se sacrifica)y en el respeto al público, pero parece que no se ha entendido, o no se ha querido entender.
Segundo, yo no he hablado de decisiones de dirección en ningún momento, usted sí; yo solo he comentado ciertas formas profesionales que van con el respeto al lugar y a las gentes que se implica en el proyecto.
En esta ocasión no le pongo seudónimo(la voz de los ..) .Un saludo.
A. Navarrete P.
Ah, casi se me olvida, las miles y miles de fotografías me las están revelando cuando las tenga, se las hago llegar al ayuntamiento de Belalcazar

Anónimo | sábado, septiembre 16, 2006 12:53:00 p. m.

Buenos días a todos los que visitan
esta buena página. Yo participé en
la representación "teatral". Contestando a A. Navarrete, como Vd
dice no conoce a Antonio Merino. En
el mes de Junio ya escribió sobre la representación que se proyectaba
con sus dudas sobre el cartel, y está muy claro que es una persona imparcial. Estoy muy al tanto de lo que escribe. No sabía si este señor iba a ir a la representación,
estaba impaciente por saber su opinión, su crítica, y me alegró tan buena crítica, todo el vestuario supo de ella. A todos los teatreros y teatreras nos alegró mucho su apoyo, nos dió empuje para los días siguientes. Gracias en nombre de todos/as. Contestando a A. Navarrete, me alegro y mucho la acertada decisión de contratar a Javier Ossorio. Ha puesto en escena El Halcón y la Columna de manera muy brillante, muy sobresaliente. Ha acertado en todo, también en el play-back. Según Vd. "a nivel profesional se hace para no fallar en ese gran teatro, cine, televisión", y con no profesiona-
les es una falta de respeto al público y a los participantes; vaya hombre. Simplemente ha tomado
esa decisión porque eran setenta actores-actrices que "nunca" habían hecho teatro, era mucho riesgo, nos jugábamos mucho, queríamos contar Nuestra Historia de la manera mas decente, y creo que lo hemos conseguido, por lo menos eso nos parece porque la gente no para de felicitarnos y la crítica ha sido notable, la de Antonio Merino. Como yo digo, ha sido un triunfo para Belalcázar, a todos les ha gustado, incluso a los más críticos; gracias al teatro los belalcazareños hemos estado más unidos. En una próxima representación intentaremos hacer-
lo en directo. Poquito a poco.

Firmado: uno de los ciento y pico teatreros.

Anónimo | lunes, septiembre 25, 2006 12:58:00 a. m.

Sr. Navarrete: Algunas veces los profesionales tienen que aprender de los aficionados, porque estos últimos no fallan ni en su voluntad ni en su entrega, siempre hay que admirarlos. Sin embargo, los profesionales muchas veces dejan bastante que desear, ellos están obligados a hacerlo siempre bien, porque es su oficio y cobran por ello. Vd., que es profesional, no está haciendo una crítica correcta, luego está fallando. Eso se ve, es la voz discordante que quiere chafarnos este buen trabajo.
¿O es que no valen tantas coincidencias de reconocimientos a la labor de todos los que han participado, de una manera u otra, en la obra?.
¡Ah! y como ya le dicen, escriba bien Belalcázar, todavía le sigue faltando el acento.
Aprovecho para felicitar a todos los "teatreros", la dirección magnífica, y todo muy bien Sr. Navarrete, aunque se empeñe en plantear matices negativos. ¿Por qué?.
Un saludo para Torrico que me consta ha hecho buena labor.
Al Sr. Merino agradecerle sus buenos comentarios.
Saludos.
INOX.

Publicar un comentario