BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Historia de la prensa en Pozoblanco

Hace pocas semanas ha visto la luz la segunda edición (la primera data de 1980) de la Historia de la prensa en Pozoblanco, un estudio ya clásico de Manuel Moreno Valero sobre todas las publicaciones periódicas editadas en Pozoblanco desde finales del siglo XIX hasta hoy. La nueva edición corrige algunos datos verificados por más recientes investigaciones y añade las cabeceras surgidas desde la anterior publicación.

El libro constituye un completo catálogo de los periódicos pozoalbenses editados desde El eco de Los Pedroches, el primero de los documentados, allá por finales del siglo XIX, hasta La Alacena, el boletín informativo de la asociacion Piedra y Cal, el más reciente de los registrados. De cada uno de ellos se aporta una reseña histórica, su ideario, la nómina de colaboradores, sus principales avatares y, en algunos casos, el seguimiento en sus páginas de asuntos de especial interés local o comarcal. Porque hay que destacar que muchas de las más de treinta publicaciones registradas en este libro tenían un ámbito de interés supralocal. Los propios nombres ya eran indicativos de su intención: El eco de Los Pedroches, El Distrito, La voz de Los Pedroches, El cronista del Valle o La sierra.

Imprenta de Pedro López a principios de siglo

Imprenta de Pedro López a principios de siglo, donde se editaron casi todos los periódicos de la época.


Resulta curioso, al repasar los asunto tratados en algunas de las más antiguas publicaciones, constatar como determinados temas que hoy preocupan al desarrollo comarcal ya se denunciaban a principios del siglo XX. Sin ir más lejos, y no ocultando que entretando se ha cumplido todo un ciclo histórico, ya en el semanario La voz de Los Pedroches, que fue dirigido por Juan Ocaña Prados en su corta vida entre 1904 y 1905, asistimos a una viva reivindicación en favor de la implantación del ferrocarril en la comarca: "No existe en todo el distrito ni un solo kilómero de ferrocarril y para ver qué es eso tiene que buscarlo a 40 kilómeros de distancia, cuando menos. Hay muchos que creen que es cosa de brujería y se asustan cuando ven la locomotora". Durante todo el primer tercio del siglo XX hay un continuo reflejo en la prensa del malestar de los vecinos por la irregularidad del servicio ferroviario que se había implantado, finalmente, en 1906, hasta el punto de que en 1921 se piensa en celebrar "un mitin monstruo en el que sin distinción de partido político ni clase social se pida, por mediación de nuestros representantes en Cortes, la regulación de los enlaces" ferroviarios. Frases que, según vemos, hubieran podido escribirse hoy, y sin embargo tienen ya un siglo.

La cabecera más sobresaliente de toda la historia de la prensa en Pozoblanco (y, aún más, en todos Los Pedroches) la constituye, sin duda, el semanario católico El Cronista del Valle, fundado en 1910 por el impresor Pedro López Pozo. Impulsado por un importante número de destacados colaboradores y preocupado por asuntos de toda índole local y comarcal, se publicó en su primera etapa hasta febrero de 1936. Posteriormente conocería una segunda época entre 1957 y 1964. La iniciativa periodística de El cronista del Valle, por su ambición y por sus logros, no ha sido superada hasta el día de hoy.


Portada del primer número del semanario "El Distrito", correspondiente al 26 de junio de 1895. A la derecha, portada de un número extraordinario de "El Cronista del Valle" con motivo de la feria de Pozoblanco de 1924. Las fotografías corresponden a los "Individuos que componen la redacción de este semanario": en el centro, Antonio Mª Rodríguez Blanco, arcipreste y censor eclesiástico; de derecha a izquierda, Pedro López Pozo, director propietario, y Faustino García Arévalo, redactor; en la parte superior, Félix Redondo Guillén y Ángel López Cabrera, redactores; en la parte inferior, Ismael Sánchez Mazarrón, reportero gráfico, y J. Pedro López Cabrera, redactor y administrador. (Como siempre, pinchar en las imágenes para verlas a mayor tamaño).

1 comentarios :

Anónimo | martes, julio 31, 2012 1:59:00 p. m.

Hola, me llamo Purificación Fernández Muñoz. Soy bisnieta de Pedro López Pozo y sobrina-nieta de Pedro lópez Cabrera. Prácticamente he perdido la pista a mis antepasados y me gustaría saber más. ¿Sigue existiendo la imprenta? ¿hay alguna forma de conseguir acceso a más datos, fotografías, etc?.

Publicar un comentario