BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Miguel Ranchal, político y escritor

Portada de "¡¡Alerta!!" y "Huellas del dolor", obras de Miguel Ranchal.

Durante las pasadas Jornadas sobre la Recuperación de la Memoria Histórica en Pedroche hubo de suspenderse, por razones personales de los participantes, la mesa redonda que se iba a desarrollar en torno a Miguel Ranchal Plazuelo, alcalde socialista de Villanueva del Duque y diputado provincial durante la Segunda República, que murió luego fusilado en una playa barcelonesa en 1940. Se trata de una figura controvertida en la historiografía local, como ya quedó demostrado con motivo de la polémica en torno a la petición del PSOE villaduqueño de cambiar el nombre de la calle Generales Carvajal por el de Miguel Ranchal y también con motivo de la presentación de la reedición del libro Huellas del dolor. La discusión en torno a su figura queda patente, de modo muy simbólico, en el historial de revisiones de su biografía que podemos observar en su página de Cordobapedia, donde, al relatar la ayuda solicitada a Villanueva del Duque para evitar su fusilamiento, unos consideran que "nadie quiso saber nada quedando desamparado el condenado como su familia" y otros han estimado oportuno cambiar tal afirmación por "estas personas, casi 50 en total, enviaron diferentes cartas e instancias para intentar librar de la pena de muerte a Ranchal", tratándose en ambos casos de expresiones nacidas de la filiación ideológica y no del rigor historiográfico, al no mostrar ninguno referencias documentales que avalen una u otra postura (la discutible validez de los repertorios wiki como fuentes de referencia es otro tema que ahora no corresponde abordar).

Distintas versiones de la biografía de Miguel Ranchal en Cordobapedia.

Aunque la mesa redonda no llegó a realizarse, sí que pude adquirir, en el puesto de venta de libros instalado con tal motivo en la Casa de la Cultura de Pedroche, dos obritas escritas por el propio Miguel Ranchal, de las que tenía conocimiento pero que hasta ahora no había podido conseguir. Se trata de la reedición de dos pequeños libros que documentan la faceta literaria de Ranchal y que dan un nuevo giro a su figura, que no deberá ser ya sólo considerada en su vertiente política sino también reconocida como escritor. Uno de ellos lleva por título Huellas del dolor, que, publicado en 1935, contiene una colección de relatos pertenecientes al realismo social de raíz doctrinaria socialista. Ignoro cuánto de autobiográfico haya en ellos, pero la figura del alcalde villaduqueño parece adivinarse en el líder sindical que, en el relato titulado "Los tentáculos del capitalismo", viajó hasta París para intentar convencer, infructuosamente, a los directivos de la empresa propietaria de que cedieran en arrendamiento a los mineros dos explotaciones de plomo ya abandonadas, a fin de resolver la grave crisis que ya atravesaba la cuenca.

La otra obra escrita por Miguel Ranchal lleva el título de ¡¡Alerta!! y, publicada en 1931, constituye una preciosa joya memorialística en torno a la participación del autor en 1924 en la guerra de Marruecos, como soldado desde la guarnición de Dra-el-Aseff. Se trata de un diario de operaciones bélicas contadas desde un desgarrado sentimiento que se debate entre la exigencia marcial de un militar convencido y la constatación de la inutilidad de tanto horror y tanto sufrimiento. Lo más sorprendente de este libro, lo más paradójico, es que una vez conocido su contenido, quedan sin fundamento los argumentos que justificaban el mantenimiento de la calle dedicada a los hermanos Carvajal: su participación heroica en la guerra de África. Pues resulta, coincidencias ejemplares de la historia, que Miguel Ranchal también participó, seguramente con igual grado de heroísmo, en la misma contienda, lo cual, unido a su insólita y ahora descubierta carrera como escritor, lo hacen probablemente tan merecedor (o desmerecedor) de dar su nombre a una calle como lo fueron otros militares y escritores de la propia localidad.

10 comentarios :

Anónimo | martes, enero 10, 2012 10:36:00 a. m.

Precisamente el hijo de Ranchal agradeció a esas 50 personas el envío de las cartas en defensa de su padre, en una conferencia pública en la que hizo mención a documentos que aparecían en la causa, citó uno por uno todos los nombres: http://www.ivoox.com/libro-antonio-ranchal-audios-mp3_rf_495712_1.html

Anónimo | martes, enero 10, 2012 2:44:00 p. m.

¿Alguien podría explicarme con claridad qué es eso de la memoria histórica? Yo siempre he pensado que la HISTORIA era la memoria de los pueblos, el recuerdo colectivo de su pasado, y, en manos de los historiadores, una CIENCIA avalada por sus fuentes... ¿que significa realmente memoria histórica? Y por favor, lo digo con la mejor de las intenciones y esperando respuestas serias, que las especulaciones y las tergiversaciones me las conozco de sobra.

Anónimo | martes, enero 10, 2012 6:12:00 p. m.

Un hombre de bien es siempre un hombre de bien. Y es justo reconocer a Miguel Ranchal lo que hizo por su pueblo y por los suyos. Para eso está la memoria (en este caso histórica).
Los pueblos que hacen una lección de su historia son pueblos sabios. Pero por desgracia, se ve que al pueblo español (o al menos a algunos de sus habitantes) esto no se les entra en la cabeza.
Un abrazo a los descendientes de Miguel Ranchal, un buen hombre de Villanueva del Duque y de Los Pedroches.

Anónimo | martes, enero 10, 2012 7:05:00 p. m.

Que la Wikipedia no tiene rigor historiográfico es un hallazgo sin duda impactante.

Anónimo | martes, enero 10, 2012 7:12:00 p. m.

Al anonimo de las 2:44:
Si quieres saber exactamente lo que es eso de la memoria historica te aconsejo que te pongas en contacto con la ASOCIACION PARA LA RECUPERACION DE LA MEMORIA HISTORICA. Allí muy gustosamente te explicarán en que consiste. De todas formas creo que todos sabemos lo que significa ya que continuamente sale en los medios de comunicación, pero eso sí "no hay mas sordo que el que no quiere oir ni mas desmemoriado que quien no quiere recordar"
Tambien te informo que la Asociacion antes mencionada esta realizando entre otros un gran trabajo para recuperar los restos de los asesinados por el fascismo a peticion de sus familiares y dispone de muy pocos medios. Te lo digo por si quieres colaborar con ellos que preguntes como.

Anónimo | martes, enero 10, 2012 9:45:00 p. m.

Pues mi opinion sobre la memoria historica es que todavia hay muchas personas enterradas en las cunetas, en las orillas de los caminos, en medio de los campos y de las que durante muchisimos años no se podia ni pronunciar su nombre, sus familiares ademas de la pena tenian mucho miedo, ahora estan reclamando algo que podian haber hecho hace muchisimos años, pero cualquiera hacia algo como estaba el patio y se las gastaban los mandamases de la epoca. No me gusta nada la politica, no tengo ningun familiar desaparecido, y estoy en contra de todos los fanatismos pero sobre la memoria historica esta es mi opinion.

Anónimo | miércoles, enero 11, 2012 9:48:00 a. m.

El problema de hacer biografías de hechos sin contrastar documentalmente o mediante testimonios (no solo familiares), es que se hacen héroes de villanos y viceversa, con demasiada facilidad.
Pero lo que más me asombra del autor de este blog es su capacidad para justificar (ahora sí) la dedicatoria de una calle a una persona de izquierdas, porque los habitantes de un pueblo dieron calle y título a otra de derechas en 1927, y la participación de ambos en la guerra en Marruecos.
Bajemos de las nubes ¿no?

Anónimo | miércoles, enero 11, 2012 10:42:00 p. m.

No. El problema no es el nombre de una calle a una persona de derechas,segun Vd dada por el pueblo pero realmente es asi? O por la clase dominante en ese momento.

Anónimo | jueves, enero 12, 2012 10:52:00 a. m.

Es imposible que el pueblo y/o sus representantes locales pudieran haber dado una calle al político y poeta en cuestión en unas fechas en las que no había pisado Villanueva del Duque en su vida, y por lo tanto en dicho pueblo no lo conocía nadie. Entonces unos eran unos jóvenes nacidos y criados en la localidad y el otro una persona nacida en Pozoblanco totalmente desconocido entre los vecinos y sin vinculación alguna con ese pueblo.
Por otra parte, el ejército Español reconoce DOCUMENTALMENTE unos hechos heróicos a los jóvenes militares villaduqueños, mientras que, hasta el momento, no se conocen méritos reconocidos documentalmente en la participación en Marruecos al soldado y escritor pozoalbense.

Anónimo | viernes, enero 13, 2012 6:14:00 p. m.

Con lo riguroso que parece Ud. con todas las noticias y comunicaciones que presenta, tanto en su blog como en conferencias y jornadas, extraña que rebata los fundamentos para dedicar una calle a los Tenientes Carvajal(¡heridos en combate!) por la simple reseña de don Miguel Ranchal en una de sus publicaciones. ¿Eso si le basta? Parece que toma partido por aquello que es de su línea de pensamiento sin tener en cuenta el valor de la simple verdad.

Publicar un comentario