BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Paranormalidades

Lástima que ya no existan los Premios Encina de Los Pedroches, pues una mención especialísima está mereciendo ya el programa Cuarto milenio, que dirige el tal Iker Jiménez, por su inestimable contribución a colocar Los Pedroches en el imaginario colectivo de la modernidad. Se trata de un espacio televisivo caracterizado por el periodismo de investigación rigurosa, donde todos los temas tocados se enfocan con una profundidad científica sin par. En fin, que el programa ha sido capaz de enhebrar apasionantes historias sobre Los Pedroches que recogen todos los tópicos más sobados del subdesarrollo rural, todas las sandeces seudomisteriosas que fascinan a personas crédulas, hilvanadas a base de dramatizaciones sin ningún fundamento histórico y recreaciones ambientales no aptas para mentes mínimamente cultivadas y con ellas está cooperando a colocarnos donde muchos quisieran vernos: en la cima de la España profunda, como representantes sin par de los pueblos incultos de nuestra querida nación. Y eso merece un reconocimiento.

Ya supimos de los monjes incorpóreos que aparecen en la carretera la noche de difuntos, de los fantasmas de las minas de El Soldado, sus luces extrañas y toda la clase de "acontecimientos extraordinarios" allí sucedidos y los "momentos de auténtico pavor" vividos por los vecinos de Villanueva del Duque, pero, por si no era suficiente con semejantes prodigios, llega ahora el "fenómeno insólito rayando lo absolutamente increible" del disparo en la frente de la Virgen de la Vereda (sic) de Torrecampo, "un misterio escondido hasta ahora". Y eso que aún no ha salido el hallazgo de las cabezas tartésicas que revolucionará la historia desde la prehistoria, Juan B., pero torres más altas han caído. Con tal muestrario, ya sólo falta que a cualquiera de nuestros alcaldes se le ocurra montar un museo comarcal de los fenómenos paranormales, que es lo que se lleva ahora, y ya tenemos el éxito turístico garantizado. Yo son ideas que dejo caer, por si alguien se aventura a recogerlas.


El monje de la carretera en Villanueva del Duque (2010).


Los fantasmas de las minas de El Soldado (2011).


La Virgen de Veredas de Torrecampo (a partir del minuto 18) (2012).

8 comentarios :

Anónimo | jueves, mayo 10, 2012 3:42:00 a. m.

Pues uno de los entrevistados ahi fue el famoso escritor de Vva. del Duque. Conozco a gente que en la carretera de Vva. de Córdoba a Cardeña ha recogido a la famosa niña de la curva y cada vez que lo cuentan no es con sorna sino con miedo. Sinceramente, en esas cosas ni creo ni dejo de creer, pero vaya a ser que el autor de este texto un día se encuentre con uno de los susodichos monjes y se tenga que comer sus palabras. Como ejemplo invito a la gente a pasar una noche solos en medio del campo, no en un cortijo, mirando al cielo y podrán ver cosas, que son, cuanto menos no explicables por sus conocimientos propios.

Miguel Barbero Gómez | jueves, mayo 10, 2012 9:50:00 a. m.

Estimado Sr. Merino:
Ante la confusión que pueda suponer, para algunos, mi presencia en ese vídeo sobre las minas de El Soldado, le ruego me permita aclarar algunos aspectos:
a) Mi participación en el mencionado programa fue meramente para dar testimonio histórico de ciertas realidades que se produjeron en el lugar referido. Ya expliqué en su día y en otro lugar la manipulación que el programa televisivo hizo de las distintas declaraciones, mezclando argumentos históricos con impresiones de otros participantes nada rigurosas. Yo, personalmente, manifesté mi malestar a redactores del programa por la tendenciosa utilización de dichas grabaciones.
c) En dicho programa hubo otros intervinientes que hicieron manifestaciones de sucesos vividos por ellos. De dichas manifestaciones son responsables ellos, nadie mas. Yo tampoco estoy de acuerdo en casi la totalidad de lo manifestado; es mas, puedo demostrar que la mayoría de ellas, referidas a sucesos acaecidos en una determinada época no son ciertas.
Para cualquier información adicional, quedo a su entera disposición. Reciba un cordial saludo.

Anónimo | jueves, mayo 10, 2012 12:38:00 p. m.

Hay un misterio en Torrecampo sin resolver. La virgen chiquita desapareció y Esteban Márquez la encontró en el rastro de Madrid. ¿Cómo pudo transportarse allende las Alculdías?...Próximamente, la respuesta en Cuarto Milenio.

Anónimo | jueves, mayo 10, 2012 6:15:00 p. m.

Todo es susceptible de ser manipulado y en todos sitios. Incluso aquí. D. Miguel Barbero, que tiene una intervención exquisita en ese programa, parece no encajar en este post, habida cuenta que por su condición de profesor y cronista no merece ser mezclado con este tipo de paranormalidades. Pero se ha mezclado, así es la vida. Hay que pagar un peaje muchas veces y lo grabado, grabado está. No hay que arrepentirse ni dar explicaciones D. Miguel, los que leemos Solienses no somos tontos y sabemos quién es cada cual. Yo también veo ¡Sálvame!

Anónimo | jueves, mayo 10, 2012 7:24:00 p. m.

Pues hasta ahora no he salido en Cuarto Milenio. Aunque sí en otros programas con cierto deje sensacionalista. Y sé que algunas de las personas que salen en el reportaje de la Virgen "de la Vereda" están tremendamente mosqueadas. Porque -y lo sé porque en alguna ocasión me ha pasado- parece clarísimo que están defendiendo una cosa cuando quizá los magníficos "cortadores" de la televisión hagan hecho que salgan diciendo lo contrario... Hay verdaderos artistas en manipular declaraciones. Por eso, efectivamente Antonio, programas de este tipo me traen "de cabezas". Un saludo, Juan B.

Anónimo | viernes, mayo 11, 2012 1:18:00 p. m.

Pues, como los vídeos están muy bien hechos porque son profesionales, todo parece, no real, sino "entretenido". Puede decirse que esos personajes que aparecen en ellos, algunos a su pesar pero a otros muy bien que les ha venido todo este tinglado de marketing, puede decirse, repito, que ya forman parte de nuestro imaginario colectivo de seres que han contactado con el más allá. Hay quien no ha hecho más que contar sucesos que históricamente ocurrieron pero ha quedado atrapado por la tela de araña de Iker. La concejala de Torrecampo habla de milagro y de sangre y otros de frailes luminiscentes. Todos atrapados. Propongo que, para aprovechar toda esta propaganda, se haga una película de bajo coste, por eficientes aficionados, y se proyecte en Vva del Duque, para niños, en las noches de invierno. Y no digo el jugo que se podría sacar al disparo en la frente de la Virgen patrona de Torrecampo. Convirtamos Los Pedroches no en una zona de la España profunda sino en un lugar de gentes avispadas, que lo somos, que saben sacar partido a nuestros fantasmas. Pero eso no quita que invitemos a Iker a nuestra comarca, lo pongamos delante de un buen plato de jamón ibérico de bellota con denominación de origen y, después que lo haya degustado junto a una copa de montilla le preguntemos: Bueno, figura, ¿qué te ha parecido este jamón nacido del submundo y elaborado por espectros evanescentes en las profundidades de las minas? Yo creo que no nos contestaría y pediría otra ración. ¡Marchando otra para nuestro descubridor!

Anónimo | sábado, mayo 12, 2012 10:42:00 a. m.

Más ciencia y menos superstición. Eso es lo que hace falta.

Anónimo | domingo, mayo 13, 2012 10:28:00 a. m.

¿Cómo has tardado tanto en hacer esta entrada?, seguro que ha sido por respeto a los personajes retratados en las primeras "apariciones" de 4º milenio pero esto de Torrecampo ya es demasiado y has explotado. Ya lo decía otro gran artista (Warhol) que todos debemos tener derecho a nuestros 15 minutos de gloria, si para algunos estos minutos son "paranormales" bien esta. La idea del museo a lo mejor no, pero tan dados que somos a hacer "jornadas" de cualquier cosa, ¿por qué no unas jornadas de brujería y espiritismo comarcales?, para el primer año que mejor que hacerlas en Vva del Duque. Dichas jornadas incluirían visita a las minas para grabar psicofonias y algo de ouija en la carretera para dar con el monje. Serían al menos una gran promoción del Valle paranormal. No estamos en la cima de la España profunda pero todos los años hacemos méritos para ello y algún día lo estaremos no me cabe la menor duda.

Publicar un comentario