BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

¿Cuándo se produjo realmente la unión entre Torremilano y Torrefranca?


Anotación en un documento notarial de 1842 que advierte de la constitución del Ayuntamiento de la nueva villa de Dos Torres.

Durante todo el año 2014 viene desarrollándose en Dos Torres una programación cultural conmemorativa del 175º aniversario de la unión de las villas de Torremilano y Torrefranca. Según consta en la propia web oficial del Ayuntamiento de Dos Torres, "fue el 11 de diciembre de 1839 cuando el General Espartero, regente de la Reina Isabel II, decretó la fusión en un solo municipio de las dos villas: Torremilano y Torrefranca, con el nombre actual de Dos Torres".

Del 4 al 7 de agosto de este año, sin embargo, y formando parte de esa programación conmemorativa, tuvieron lugar las XIII Jornadas de Historia y Desarrollo Local de Dos Torres, en el transcurso de las cuales José Luis González Peralbo, Catedrático de Geografía e Historia en el IES Antonio Mª Calero de Pozoblanco, desarrolló su ponencia sobre "Los protagonistas de la unión entre Torremilano y Torrefranca". Independientemente del título, la intervención de José Luis constituyó básicamente una enmienda a la totalidad y se convirtió en un ejemplo de lo que puede ocurrir cuando la interpretación de la historia sale fuera de los mitos y las leyendas y se entrega a los profesionales. El investigador viene a concluir que resulta prácticamente imposible que la unificación de ambos pueblos se realizara en 1839.

Comienza poniendo de relieve ciertas contradicciones. Hasta septiembre de 1840, alegó José Luis en su intervención, la regente de España fue María Cristina de Borbón. Por tanto, si nos encomendamos a la fecha de diciembre de 1839 que se ha venido transmitiendo tradicionalmente, la autoría de la unión pertenecería a la madre de Isabel II y no al célebre general. En cambio, si consideramos como autor a Espartero la decisión sólo pudo tener efecto en el espacio temporal comprendido entre octubre de 1840 y diciembre de 1841. Tanto las fuentes hemerográficas como notariales que ha consultado el investigador reflejan "de forma innegable" que la separación "real" entre las dos villas se mantiene todavía a finales del citado año 1841. Por otro lado, el primer padrón conservado de vecinos alusivo a Dos Torres es del año 1842, pues los anteriores, incluido el de 1840, distinguen siempre entre Torremilano y Torrefranca. Finalmente, la constitución formal del flamante ayuntamiento de Dos Torres no tiene lugar hasta el día 9 de enero de 1842.

José Luis González Peralbo justifica estas discrepancias cronológicas considerando que la unificación "fue el resultado de varios hitos que se van sucediendo o solapando en un proceso prolongado, producto de varias iniciativas a distintos niveles, con avances y demoras, y con numerosas dudas debido a la grave situación política y militar que afecta a todo el país" y que,en definitiva, "hay que distinguir entre unión oficial y unión real". El profesor no niega que pudiera existir una disposición relativa a la unificación de ambos municipios fechada el 11 de diciembre de 1839 (de la que, sin embargo, no se ha encontrado documentación alguna, siendo la única noticia de su existencia una nota a pie de página en la Corografía de Casas-Deza), pero, caso de existir, el proceso habría sido frenado totalmente por el vuelco político que se produjo con el triunfo electoral de los moderados en enero de 1840 y su propuesta de nueva ley de ayuntamientos que los progresistas -liderados por Espartero- se negaban a aceptar. "La unificación oficial era un hecho pero en la práctica no se había podido consumar", arguye.

Tras el triunfo progresista en julio de 1840 se iniciaron -o retomaron- los pasos hacia la unificación, acelerados durante la regencia del general, culminando el proceso, que no estuvo exento de controversias y enfrentamientos, a finales de 1841 cuando las autoridades de ambas villas recibieron la orden terminante de proceder de inmediato a la unificación y constituir el nuevo ayuntamiento de Dos Torres sin más dilaciones, coincidiendo con la entrada del año 1842. Y de este acto de constitución del nuevo ayuntamiento podría derivar la confusión que vincula a Espartero no con 1842 (año en que realmente se hizo efectiva la unificación) sino con 1839 (año en que pudo quizás publicarse la primera disposición oficial sobre el asunto): “En 9 de Enero de este Año de 1842 se constituyó Ayuntamiento en esta Villa, con el Nombre de Dos Torres por Orden de don Baldomero Espartero, Duque de la Victoria y de Morilla, Regente del Reyno, en la menor edad de la Reyna Dª Isabel segunda, compuesta esta dicha Villa de las de Torremilano y Torrefranca que perdieron su nombre y componen ambas hoy Dos Torres”, reza la primera página de un documento notarial aportado como prueba de que la unión real no se realizó en 1839. En noviembre de 1942, finalmente, se produjo también la unificación eclesiástica, quedando como única parroquia la de la Asunción de Torremilano, mientras la de Santiago de Torrefranca era reducida formalmente a simple ermita.


Fragmento de la intervención de José Luis González Peralbo en las XIII Jornadas de Historia y Desarrollo Local de Dos Torres, celebradas en agosto pasado.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada