BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Tres escritoras de Los Pedroches optan al Premio Solienses 2016

  • El Premio Solienses alcanza su novena edición.
  • Se entregará el 13 de marzo en la ermita de Santo Domingo de Hinojosa del Duque.

Tras el descanso del año pasado, el blog Solienses convoca de nuevo el Premio Solienses al mejor libro de creación literaria publicado durante el año anterior por un autor nacido o residente en la comarca de Los Pedroches. El Premio Solienses, como es sabido, se concede a obras pertenecientes a los géneros literarios de creación (narrativa, poesía, ensayo literario o teatro), excluyéndose obras científicas, de investigación o divulgativas. El premio, que alcanza este año su novena edición, se otorga a uno de los tres libros preseleccionados por el editor del blog de entre los publicados durante el año 2015, según la decisión de un jurado que estará compuesto por cinco personas relevantes del mundo cultural de la comarca (profesores, escritores, periodistas, representantes institucionales). La identidad del jurado se dará a conocer cuando se haga público el fallo, el domingo 6 de marzo. El premio no tiene dotación económica, sino que el autor galardonado recibirá la ya tradicional réplica de un arado romano elaborado por Ofiarpe (Asociación de Artesanos de Los Pedroches). Autores como Juana Castro, Alejandro López Andrada, Pedro Tébar, María Antonia Rodríguez, Francisco Antonio Carrasco, Félix Ángel Moreno Ruiz y Francisco Onieva han recibido el premio en anteriores convocatorias.

El Premio Solienses 2016 se entregará el domingo 13 de marzo en la ermita de Santo Domingo de Hinojosa del Duque, en un acto público del que daremos más detalles próximamente.

El Premio Solienses nació con la intención de promocionar la obra de los escritores comarcales y fomentar la lectura de sus libros, como modo también de colaborar a que la cultura de Los Pedroches sea más conocida dentro y fuera de nuestro territorio. Precisamente en consonancia con esa labor divulgativa que pretendemos, este año hemos querido ceder todo el protagonismo del Premio Solienses a tres voces nuevas en el panorama literario de nuestra comarca, tres escritoras escasamente conocidas todavía pero que seguramente ocuparán un lugar importante a medida que su carrera se vaya desarrollando. Yolanda López Rodríguez, con la poesía amorosa y mística de su primer poemario Y al fin el cielo todo; María Pizarro, con el compromiso social y ético de su poemario Miembro fantasma; y María Dolores Rubio de Medina, con el relato fragmentado de vidas pasadas y presentes en su novela corta Noches de chat y bezodiazepina, conforman una terna sólida y prometedora que da cuenta, una vez más, de la riqueza de temas, géneros y estilos que podemos encontrar entre los escritores nacidos en nuestra tierra.

A continuación, presentamos las tres obras candidatas al Premio Solienses 2016, reproduciendo fragmentos del prólogo que acompaña a cada una de ellas. Adjuntamos en cada caso un enlace para comprar el libro en la librería virtual de 17 pueblos, que colabora con Solienses en esta edición del Premio.



Y AL FIN EL CIELO TODO. Yolanda López Rodríguez. Editorial La Fuente Vieja.

Yolanda López Rodríguez es natural de Villanueva de Córdoba. Licenciada en Filología Hispánica, es profesora de Lengua Castellana y Literatura. Y al fin el cielo todo es su primer libro publicado.


Comprar este libro.


"La poesía es siempre un viaje personal a la busqueda del conocimiento. Una poeta, un poeta es un viajero activo y atento que anota las impresiones y las incidencias que el camino ha ido dejando en su alma o en lo más profundo de sus ser. Por eso el poeta se convierte en un buceador de las profundidades por las que las emociones han dejado sus huellas. Y son finalmente las huellas de las emociones lo que –la mano que escribe- rescata de nosotros mismos, y viene luego a exhibirlo en el papel en forma poética. Y es esta forma poética la que el poeta adorna con el vestido de su propio lenguaje.

Yolanda López ha seguido estos pasos y ha buceado en su interior para seleccionar esas huellas que la vida va dejando en su experiencia personal. Así pues, ha expresado esas emociones en forma de sonetos y en otras formas poéticas como son el verso libre. Y lo que ha rescatado de su interior han sido las huellas del amor que han quedado grabadas en su corazón, la elevación del deseo, la luz del destino, lo natural frente a la ciencia, el anhelo por mejorar, la exaltación del paisaje, el poder del fuego, la interiorización de la mirada, el descubrimiento de la soledad, la visión de la ciudad, la desinhibición, la unión con Dios, el arrepentimiento, la oración en la búsqueda de la armonía y el deseo del gozo.

Lo que viene después es el encuentro del texto con el lector. Y va a ser éste, en la soledad de la lectura, el que dé la forma definitiva al texto poético reviviendo esas emociones, identificándose con ellas, amando esta o aquella expresión, etc. Pues es aquí donde acaba la actuación de la escritura, en el momento exacto en el que el lector ha experimentado la sensación que el texto poético le ha transmitido".

De Prólogo de Fernando Sánchez Mayo



MIEMBRO FANTASMA. María Pizarro. Editores Florentinos.

Maria Pizarro es natural de Conquista. Licenciada en Arte Dramático y Experta Universitaria en Criminología por la Universidad de Sevilla. Ha publicado el libro Lyrica 75 (2011). Colabora en antologías y revistas digitales y, como actriz y poeta, ha participado en varias ediciones de Cosmopoética.


Comprar este libro


"El lector que se vaya adentrando por estas páginas las consumirá con la llama de un creciente interés al tiempo que a través de ellas le llegarán oleadas de súbitas confesiones sobre la intimidad ("A veces consumo sexo,/ y un poco de fruta/ antes de dormirme") o sobre un sentimiento que tiñe de soledad lo cotidiano ("Me meto en su cama,/ pero no duerme conmigo./ Acabo por sentir lástima/ de mí, de nosotros"), páginas que con frecuencia recalan sobre el sufriente mundo femenino y muy particularmente hacen hincapié en denuncias sobre la realidad social de la mujer inmigrante: "No sabrá nunca el trámite,/ la resaca, los golpes,/ los clientes/ y la deuda/ que incluía el contrato"). Esta exaltación de este colectivo de inmigrantes ("Tengo un canto generoso a las piernas vitales/ de todas las Friné y todas las Aspasia,/ unas leyenda mítica, tangibles las otras") no es nueva en la poética de María Pizarro, que ya ha quedado como la insustituible coordinadora del V Festival de Poesía y Arte "Grito de Mujer" (Córdoba, 2015) y en consecuencia responsable de la edición de la Antología Digital Quejío. Córdoba con grito de mujer.

Como en todo poemario, la confesión avanza mostrando altibajos en su intensidad emotiva, con picos y descensos perceptibles y dependientes de múltiples factores (narratividad, intimidad, cercanía del hecho poetizado...) que justifican un libro verdaderamente apegado a la vida, a los recuerdos, al conocimiento del entorno y de los personajes que lo habitan, dejando de vez en cuando, para consideración del lector, bien una crítica a la comodidad instalada en nuestras vidas, bien la convicción de un pensamiento o de una certeza incontestable.

En este poemario la autora ha reunido muchos de sus versos diseminados en revistas y publicaciones diversas, pero dándoles una estructura creíble a pesar de estar conformada por una evidente polifonía que al fin muestra aunados en sus últimos versos lo que ha constituido su esencia: el amor, la soledad, la tristeza, el interés por el otro que es semejante a uno mismo, los recuerdos... En él, en todo él, María Pizarro se descubre como una escritora que nos va dejando continuas pistas de por qué escribe y por qué elige la poesía como cauce de expresión".

Del Prólogo de Antonio Moreno Ayora.



NOCHES DE CHAT Y BENZODIAZEPINA. María Dolores Rubio de Medina. Editorial Playa de Ákaba.

María Dolores Rubio de Medina es natural de Hinojosa del Duque. Doctora en Derecho, Licenciada en Antropología Social y Cultural, y funcionaria. Sus publicaciones en materia jurídico-laboral superan el centenar. Noches de chat y benzodiazepina es su primera novela. Ha publicado también varios relatos en obras colectivas.


Comprar este libro


"La noche es el terreno del sueño y, en su ausencia, del insomnio. Todo aquel que alguna vez no haya podido dormir sabe que esa falta de sueño nos lleva a límites peligrosos donde las alucinaciones, las pesadillas y los desvelos se dan la mano para torturar nuestra mente.

María Dolores Rubio de Medina explora en esta novela corta el complicado tema de la dualidad entre nuestra identidad real y nuestra identidad digital: cómo, poco a poco, nuestra identidad digital puede ir devorando nuestra realidad sin que nos demos cuenta (...).La vida real es algo anacrónico, desfasado, una rutina aburrida y sin alicientes. La vida digital, la vida en las redes, es, por el contrario, algo que nos arrastra, que no podemos gobernar, sobre lo que no tenemos ningún control. Entrar y salir del chat, conectarse, conversaciones rápidas, intensas, espontáneas, decir y no decir, todo parece hueco y, sin embargo, ahí está nuestra realidad.

Nosotros, como el protagonista de esta historia, no somos hombres de una pieza. Estamos hechos de trozos, de retales, de fragmentos de nuestra vida. Porque en la era de internet todas las verdades están cruzadas, no existe una única verdad, una única visión de las cosas: todo es una trampa. María Dolores Rubio de Medina revisa el mito de Frankestein (¿nos está matando la tecnología?) y el concepto de hombre demediado que Ítalo Calvino desarrolla en El vizconde demediado; a todos nos falta algo, estamos incompletos. Y lo buscamos en la noche, en el chat, porque en el chat podemos reírnos, chillar, vomitar, gritar de deseperación, podemos decir mentiras sin que nadie nos condene, y, mira por donde, optamos por mentir en la vida real y decir las verdades en el chat".

[Del Prólogo de Noemí Trujillo]

3 comentarios :

MD RUBIO DE MEDINA | lunes, febrero 01, 2016 2:01:00 p. m.

Muchas gracias al blog Solienses por su reconocimiento e interés por promocionar la cultura en Los Pedroches. Mi enhorabuena a mis compañeras de terna y a sus poemarios.

Anónimo | lunes, febrero 01, 2016 3:10:00 p. m.

Pues me parece extraordinario que el director de Solienses haya elegido a estas tres mujeres. De siete premiados sólo dos fueron otorgados a autoras. Y no quiero insinuar que esta elección de textos se deba a que "ya era hora" de que le tocara a una mujer. Quiero decir que, en mi interior, se ha encendido una lucecita de bienestar y de satisfacción cuando he leído la propuesta de este año. Sólo eso. Me es muy grato ver a una jarota entre las seleccionadas y buscaré con presteza su libro. Igualmente a una conquisteña a la que ya conozco y sé de sus escritos, y a una hinojoseña, porque colodra suena bastante mal, de la que también he leído y saboreado sus relatos. Enhorabuena a Antonio y a seguir dando impulso a este premio que ya tanto queremos. Ah, y no soy Juana Castro. tampoco soy muy feminista pero, siempre, la mujer en su sitio, en el que se merezca, sin ninguneo ni discriminación.

MD RUBIO DE MEDINA | lunes, febrero 01, 2016 7:26:00 p. m.

Muchas gracias por sus palabras y su entusiasmo; aunque tengo que decir que lo de "colodra" lo llevo como tiene que ser, con el orgullo de haber nacido en esa tierra y haber aprendido mucho de ella. En cuanto al feminismo, los libros, como los ángeles, plantean el debate de su clasificación por géneros, en la que sirve todo para calificar y descalificar.
Vamos a dejarlo en que estamos ante un premio con solera por el justo mérito de su creador. Los premiados pasan y pasaran, el premio y los libros premiados es lo único que debe permanecer.

Publicar un comentario