BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

El olivar de Pedrique


Olivar de Pedrique.

La finca del Monasterio de Pedrique ocupa un centenar de hectáreas en ladera, en su mayoría plantadas de olivar, a excepción de las partes más altas donde abunda el pinar y el matorral. Las primeras plantaciones de olivar datan probablemente del siglo XIV, pero no fue hasta el siglo XVIII, con la llegada de los ermitaños a Pedrique, cuando se produjo un gran desmonte y plantación de olivos. Este olivar es de los más antiguos de la provincia de Córdoba, con ejemplares de varios siglos de vida. En la actualidad este olivar se trabaja en régimen de agricultura ecológica, totalmente respetuoso con el medio ambiente, ya que no es tratado con fertilizantes ni otros compuestos químicos.

La conformación del paisaje actual de Pedrique tiene su origen en el proceso de reconversión de una gran dehesa comunal que se extendía al sur del territorio de las Siete Villas, la llamada Dehesa de la Concordia. Desde el siglo XVIII el territorio fue ocupado por nuevos pobladores que tuvieron como principal actividad la roturación del monte común de uso silvo-pastoral para conseguir tierras aptas para el cultivo de frutales, vid y, principalmente, olivo. Las primeras cosechas exigieron la creación de las infraestructuras necesarias para su tratamiento. Ya en 1752, el Catastro de Ensenada de Obejo documenta la existencia de un molino de aceite "que pertenece a la Congregación de Hermitaños de la Sierra de Cordova". En 1782 Sánchez de Feria confirma que "esta heredad se procura cultivar con tantos esmeros, que en el día produce unas cosechas de aceyte bastante, para que hoy los Ermitaños se mantengan sin necesidad de mendigar, y extraviarse, ayudados con los trabajos de sus manos, las limosnas espontaneas, y con los auxilios de un Siervo de Dios".

En la actualidad se conservan en Pedrique restos de una molina tradicional, que, aunque completamente desmantelada, debería recuperarse con finalidad museística.


Empiedro de la molina de Pedrique.


Uno de los rulos de granito que, al girar sobre un eje central, estrujaban la aceituna.


Tinajas.

0 comentarios :

Publicar un comentario