BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Los candidatos al Premio Solienses definen Los Pedroches como espacio literario

  • Se cumple este año la décima edición del Premio.
  • Los tres libros candidatos tienen a Los Pedroches como escenario literario.


2016 ha sido un año grande para la literatura en Los Pedroches, como ya analizamos en otra entrada: una quincena de libros publicados, algunos de los cuales han obtenido importantes premios de ámbito nacional. Elegir una terna de candidatos para el Premio Solienses se presentaba este año, por tanto, con una especial dificultad, no siendo fácil en ninguna edición. Ya hemos explicado en otras ocasiones que la propia naturaleza de este premio obliga a ofrecer al jurado (que colabora de forma desinteresada) una selección abarcable que no convierta en una carga su generosa implicación en esta iniciativa cultural. A la hora de elegir los candidatos prima el criterio de calidad, sin negar el lastre de subjetividad que semejante tarea lleva inevitablemente consigo. Una elección implica siempre un riesgo y conlleva una deuda al haber elegido unos y no otros. En ese filo de la navaja nos movemos, aceptando todas sus consecuencias.

Recordemos que el Solienses es un premio que distingue a un libro de creación literaria publicado por autores nacidos o residentes en Los Pedroches durante el año anterior, a juicio de un jurado que cambia cada año y que está constituido por cinco personas que pertenecen de un modo u otro al mundo cultural de la comarca. Su objetivo es promocionar la obra de los escritores comarcales y fomentar la lectura de sus libros, como modo también de colaborar a que la cultura de Los Pedroches sea más conocida dentro y fuera de nuestro territorio. El Premio Solienses se convocó por primera vez en 2006 y alcanza este año su décima edición (puesto que no se entregó ni en 2007 ni en 2015, por diversas circunstancias). Durante estos años han obtenido el galardón autores como Juana Castro, Alejandro López Andrada, Pedro Tébar, María Antonia Rodríguez, Francisco Antonio Carrasco, Félix Ángel Moreno Ruiz, Francisco Onieva y María Pizarro, que componen ya un excelso canon representativo de la riqueza literaria creada por los naturales de Los Pedroches.

Entre los libros publicados por autores de Los Pedroches en 2016 encontramos narrativa y poesía, relato y reflexión lírica, novela negra y novela histórica, autores noveles y autores consagrados, planteamientos clásicos y propuestas emergentes. Una riqueza de escritores y de obras que garantiza un futuro prometedor.

Los tres candidatos al Premio Solienses de este año tienen en común la presencia en ellos de Los Pedroches como inspiración o como escenario literario. El hombre que amaba a Franco Battiato se desarrolla en varias capitales españolas y europeas, pero el germen de toda la acción parte de un pequeño pueblo de Los Pedroches absolutamente reconocible. Entre zarzas y asfalto propone una delicada reflexión lírica sobre el contraste ciudad/campo, señalando un itinerario sentimental por el paisaje de nuestra comarca. Vértices, en fin, en su construcción de identidades, contribuye también de modo poderoso a la fijación de nuestra propia personalidad comarcal. En próximas entradas desarrollaremos más detenidamente estas ideas, así como las razones de haber elegido estos libros y no otros.

Presentamos los tres libros candidatos, como siempre, ordenados alfabéticamente según el apellido del autor.



JUAN BOSCO CASTILLA. El hombre que amaba a Franco Battiato. Ediciones Áltera.

Comentario editorial:
Mientras obtenía información para un artículo periodístico, un joven se topa con una referencia sobre el original de un libro que se parece a las canciones de Franco Battiato, cuyo autor ha muerto en extrañas circunstancias. Determinado a encontrarlo, pronto se verá arrastrado por unos acontecimientos que lo llevarán a conocer a los influyentes miembros de una sociedad secreta de Sevilla, unidos entre sí por una perversión sexual, a experimentar lo más sublime de la amistad y el amor y a viajar a Nueva York y a varias ciudades de Europa.

El ambiente de los estudiantes Erasmus, la actividad de los titulados españoles en Alemania, el entorno de los premios literarios y los riesgos que se ocultan en el correo electrónico y en las páginas web son algunos de los marcos en los que se desenvuelve la historia, a la que no son ajenos el erotismo, la ternura y el humor y en la que nada es como parece, ni siquiera el final.

Críticas:





ALEJANDRO LÓPEZ ANDRADA. Entre zarzas y asfalto. Editorial Berenice.

Comentario editorial:
Estamos ante un diario atípico y cordial en el que un hombre, un poeta aferrado a sus raíces, va trazando un recorrido reflexivo y a la vez emotivo, muy sentimental, por distintos rincones urbanos inspirados en Córdoba y de su terruño natal, la comarca de los Pedroches, dibujando un itinerario mágico y tierno. Como si el tiempo escondido entre sus dedos siempre fluyera hacia atrás, nunca adelante, López Andrada tiende en el aire, a contracorriente, su mirada y la deja vagar recolectando espacios y lugares sensibles de su mundo, de su universo personal, que va nombrando emocionado, sutilmente, mientras pasea con el corazón en vilo dando color, música y ternura a arboledas invisibles y pájaros de viento, a mendigos y palomas, a muertos queridos siempre recordados, a caminos de antaño, parques y avenidas.

Críticas:





FRANCISCO ONIEVA. Vértices. Visor Libros.

Comentario editorial:
Partiendo de que todo acto de amor —y la escritura lo es— nace de la incertidumbre y supone, inevitablemente, una redefinición de fronteras, Onieva indaga en la construcción de una nueva identidad, la del hombre que es padre, y en los pilares sobre los que sustenta una poética que aúna emoción y reflexión, desnudez y sugerencia.

El resultado es una poesía meditativa, de cierto tono celebrativo, que descree de las verdades absolutas y busca, más bien, las preguntas que definen tanto a un yo poliédrico como las complejas relaciones establecidas con un fragmento de mundo y con un lenguaje erosionado.

Este poemario ha recibido el XXVI Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma.

Críticas:


7 comentarios :

Anónimo | miércoles, febrero 08, 2017 9:15:00 p. m.

Muy difícil lo tendrá sin duda alguna en esta edición el jurado del Premio Solienses, porque la calidad literaria de sus tres candidatos es desmedida y consagrada. Felicidades y suerte a nuestros tres autores comarcales y felicidades de nuevo a SOLIENSES por su iniciativa.
Saludos Eumancio Elvira.

Anónimo | viernes, febrero 10, 2017 6:30:00 p. m.

Seguro que éste año gana el premio un hombre.

Anónimo | sábado, febrero 11, 2017 10:39:00 a. m.

Pues sí, porque el año pasado fue una mujer. Y este año puede que también porque Paco, en su libro de poesía, hace de madre y padre.

Anónimo | sábado, febrero 11, 2017 11:03:00 a. m.

Eso es lo que tiene la incertidumbre.

Anónimo | sábado, febrero 11, 2017 10:50:00 p. m.

De lo que no hay dudas es del ganador. Y no será Onieva.

Anónimo | domingo, febrero 12, 2017 10:06:00 a. m.

¿Tan seguro o segura estás?
De todas formas, su libro ya ha ganado y ganará. Y eso es seguro.

Conrado Castilla | domingo, febrero 12, 2017 11:44:00 a. m.

Cualquiera de los autores finalistas tienen las mismas posibilidades pues sus obras son magníficas, aunque uno tenga sus preferencias. En cualquier caso, el premio enriquece el panorama cultural de los Pedroches un año más. Suerte a los tres y al jurado que lo tiene bien difícil.

Publicar un comentario